A. Que son los Edictos

Los edictos son los anuncios que en cumplimiento de una disposición legal, una autoridad, ya sea judicial, administrativa o legislativa, ordena que se incluyan en los diversos medios de comunicación, ya oficiales o privados, a fin de hacer del conocimiento del público el contenido del anuncio. Generalmente se publican en medios impresos, tradicionalmente en los periódicos de “circulación nacional”, o el los periódicos oficiales de cada Estado o de la Federación, en algunos casos en ambos, dependiendo de lo que establezca la legislación en cada caso. Cada edicto cumple con requisitos distintos de publicación, dependiendo de la autoridad o disposición legal que haya ordenado su publicación, por lo que habrá que estar atento en cada caso a los requisitos aplicables.

B. Que contiene un edicto.

Como los edictos son anuncios que se derivan de un procedimiento judicial o administrativo, generalmente contienen el nombre de la autoridad que ha ordenado su publicación, el número de expediente o procedimiento del que deriva, el nombre de la persona a la que se dirigen y el objeto que se pretende con su publicación, mismo que puede ser tan variado como los procedimientos legales existentes en el sistema jurídico vigente.

C. Que debo hacer si un edicto contiene mi nombre.

Generalmente los edictos contienen una descripción clara de la causa que los ha motivado, y del objeto que pretenden, en cualquier caso es conveniente que una vez que se tenga conocimiento del contenido del edicto, se acuda ante la autoridad que ha ordenado la publicación del edicto, asesorado por su abogado, para tomar conocimiento total de la situación.

D. Que tipos de edictos existen.

Existen muy diversos tipos de edictos, generalmente su objetivo es hacer del conocimiento de una o varias personas, que se ha iniciado un procedimiento legal en su contra, o bien que dentro del procedimiento, se ha dado inicio a una etapa que requiere de su participación, en otros casos, los edictos también pueden tener por objeto, llamar a terceros para que comparezcan al procedimiento en caso de que tengan alguna relación con el procedimiento o bien para que comparezcan a participar como postores dentro de los procedimientos de remate, en caso de que se encuentren interesados en los bienes que serán objeto del remate.

E. Tipos de Edictos en el Código de Procedimientos Civiles del Distrito Federal.

E1. Edictos que convocan a participar en un remate en el Distrito Federal. E1.1 De que forma se puede participar en un remates en el Distrito Federal. Hay muy diversas formas de participar en un remate, ya que podría tomar parte del mismo, como el dueño del bien que va a ser materia del remate, como títular del crédito que ha dado lugar a que se remate el bien, o finalmente como un tercero inte resado en adquirir el bien que es materia del remate, en los dos primeros casos, con certeza cuenta ya con la sistencia de un abogado que le habrá explicado todos y cada una de los escenarios que podrían presentarse, así como la estrategia que habrán de seguir durante el remate, por el contrario, si se trata de un tercero es posible que el tema sea desconocido o novedoso, por lo que esta breve exposición se dirige fundamentalmente a Usted. 1. El remate supone en cada caso que se ha concluido con un procedimiento judicial, que la sentencia ha quedado firme, y que en su ejecución se han realizado diversos trámites, hasta el punto en que se han embargado bienes que son propiedad del deudor y que como a pesar de eso no ha cumplido con sus obligaciones, después de que se ha determinado el valor de los bienes por un perito especializado, el juez ordenará que los bienes embargados se pongan a la venta en una subasta pública, para que con lo recaudado se pague al acreedor 2. La publicidad del remate, supone la publicación de uno o varios anuncios que se conocen tradicionalmente como edictos, en los que se describen tanto las características principales del bien que va a ser materia de la venta, como el precio, la fecha en la que pretende celebrarse y el nombre de la autoridad que va a celebrarlo.

F. Que actos deben haberse cumplido antes de que se ordene publicar el anuncio de la subasta.

I. Inmuebles. 1. El remate supone en el caso de que tenga por objeto, un inmueble, que el ejecutante haya exhibido un certificado de libertad de gravámenes emitido por el Registro de la Propiedad y del Comercio del Distrito Federal, en el que habrá de aparecer tanto el nombre del ejecutado como propietario, como el registro del crédito que ha dado lugar a la ejecución. 1.1 En el caso de que en el certificado emitido por el Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Distrito Federal, aparezca que existe algún gravamen, el Juez ordenará que se notifique personalmente al acreedor a fin de que en caso de que lo considere pertinente intervenga en el avalúo y remate del bien. 1.2 Una vez que se ha practicado la notificación a los acreedores se procederá al avalúo de los bienes. 2. El avalúo de los bienes se practicará conforme a las reglas establecidas para la prueba pericial, por lo que cada parte designará un valuador para que determine el valor del inmueble, en caso de que los valores determinados sean sustancialmente contraditorios, el Juzgador designará un perito tercero en discordia. 3. Una vez que se determina el precio del bien que será objeto del remate, el juez señala día y hora para la celebración de la subasta pública, y ordena que se anuncie por medio de edictos.

G. Como deben publicarse los edictos.

1. Los edictos deben anunciarse de la siguiente forma: 1.1 Dos veces en los tableros del juzgado y de la tesorería del Distrito Federal, debiendo mediar entre una y otra publicación siete días hábiles, y entre la última publicación y la fecha del remate el mismo plazo. 1.2 Si el valor de los bienes es mayor a ciento ochenta días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal, se publicarán además en un períodico de información. 1.3 El juez puede a solicitud de cualquiera de las partes ordenar la publicación de los edictos en cualquier otro medio.

H. Que contiene un edicto de remate.

Generalmente el texto de los edictos de remate, se adjunta a un oficio que el Juez remite a las personas que se encargarán de hacer la publicación de los anuncios, y contienen el número del Juzgado, el número de expediente, el tipo de procedimiento del que deriva el remate, la fecha y hora en la que se celebrará el remate, la descripción del precio que servirá de base para la subasta, la determinación del precio que servirá como postura legal, y en ocasiones el importe de depósito en garantía que debe realizarse en caso de que exista interés en participar en la subasta.